Archivo de la categoría: Anestesias

anestesia

Los tipos de anestesia

El miedo a la anestesia es algo muy común en los pacientes que van a someterse a un procedimiento quirúrgico. Todos sabemos que nos duermen, para evitar que sintamos dolor durante la operación, pero la gran mayoría sabemos poco más sobre ello. Por ello, hoy me he propuesto explicaros los tipos de anestesia que hay y en qué consisten, para que por lo menos sepáis a lo que os enfrentáis. Decir ante todo, que la anestesia debe ser proporcionada por un profesional y se requiere un estudio previo del paciente para evitar problemas de, por ejemplo, alergia a la anestesia.

La anestesiología es una especialidad médica enfocada a la en la atención y cuidado de los pacientes durante intervenciones quirúrgicas u otros procedimientos dolorosos. También se encargan del tratamiento de dolores crónicos o muy fuertes como puede ser aliviar el dolor en pacientes que sufren cáncer. Además, no solo se encargan de la anestesia, sino también de la reanimación, conociéndose la especialidad como anestesiología y reanimación.

Los tipos de anestesia se diferencian según la proporción de cuerpo que se insensibiliza para ser tratada:

  • Anestesia local: Tan solo se elimina la sensibilidad de una pequeña zona del cuerpo, siendo generalmente la piel. Esta es la anestesia utilizada en el dentista para empastar o extraer piezas dentales.
  • Anestesia locorregional: Se elimina la sensibilidad de una región o varios miembros del cuerpo, pudiendo ser:
    • Troncular de un nervio o plexo nervioso
    • Neuroaxial, bloqueando el impulso dolorosa a nivel de la médula espinal, pudiendo ser:
      • Epidural: Se introduce el anestésico cerca de la médula en el espacio epidural, sin llegar a perforar la duramadre. Tarda más en hacer efecto que la intratecal.
      • Intratecal: En este caso, sí se perfora la duramadre, así como en la aracnoides, mezclándose con el líquido cefalorraquídeo.
    • Regional intravenosa: Consiste en realizar un torniquete en el miembro a tratar mediante una venda elástica, evitando que la sangre circule hacia el resto del organismo. Una vez realizado, se procede a introducir el anestésico local por vía venosa en la pierna. El torniquete evitará que el anestésico vaya por el resto del cuerpo. Ya finalizado el procedimiento, se retirará la venda poco a poco para que el anestésico entre en el torrente sanguíneo y sea metabolizado por el organismo. Hay que estar atento al paciente al retirar el vendaje para detectar a tiempo cualquier problema.
  • Anestesia general: Se induce un estado de inconsciencia mediante la administración de fármacos hipnóticos por vía intravenosa, llamada anestesia total intravenosa; de forma inhalatoria, llamada anestesia total inhalada; o por ambas a la vez, anestesia total balanceada. En la actualidad, se realiza con varias técnicas, lo que se llama anestesia multimodal. La anestesia general, persigue una serie de objetivos al ser suministrada.
    • Abolición del dolor. Se realiza mediante el uso de fármacos analgésicos.
    • Proteger al organismo de reacciones adversas por el dolor. Como puede ser la reacción vagal. Se emplean fármacos anticolinérgicos para evitarlo.
    • Pérdida de la consciencia. Se usan fármacos hipnóticos o inductores del sueño que evitan la angustia y producen cierto grado de amnesia.
    • Musculación relajada. Se introducen relajantes musculares derivados del curare, para producir la inmovilidad del paciente, la relajación de las zonas que van a ser abiertas, así como permitir la ventilación artificial de los pulmones.

Una vez finalizada la operación, el paciente es llevado a la sala de reanimación, donde será observada su evolución hasta que se encuentre completamente despierto de la anestesia. De esto se encarga el anestesiólogo y personal de enfermería, por si fuera necesaria la reanimación del paciente.

Miles de operaciones se realizan a diario en el mundo con anestesia y tan solo en una pequeñísima, casi ínfima parte de ellas, se producen problemas debido a la anestesia. Operarse no es algo que nos guste a ninguno pero, al menos yo, no dejaría que un miedo generalizado y quizá exagerado a la anestesia me impidiera curarme de mi afección y mejorar mi calidad de vida.

¿Muchos de vosotros tenéis miedo a operaros solo por la anestesia?

Foto: Flickr bajo licencia C.C.