Archivo de la categoría: Aparatos médicos

ecografia-4d

La ecografía 4d

Uno de los avances más importantes en cuanto a técnicas diagnósticas es la ecografía 4d. Mediante este procedimiento se pueden obtener imágenes tridimensionales del bebé dentro del útero materno. La principal novedad que se introduce es que ahora la captura de imágenes se obtiene a tiempo real y en formato de vídeo, no de fotografía. Gracias a ello vamos a poder observar todo el comportamiento del feto en directo. Es algo así como un “streaming” de lo que está sucediendo ahí dentro. Esto ofrece grandes ventajas para el diagnóstico precoz de diversas dolencias como pueden ser las relativas al sistema vascular.




La ecografía emocional

Esta prueba no es una más. Tiene un componente afectivo muy importante ya que se trata de la primera toma de contacto de los padres con su hijo. Ver los gestos que realiza nuestro bebé dentro del vientre materno es algo que nos llena de emoción. Muchos centros ofrecen la posibilidad de grabar todo el proceso de la toma de imágenes en vídeo. Gracias a ello, podemos conservar un recuerdo para toda nuestra vida y la de nuestros descendientes. Incluso están surgiendo novedosas ideas como la aplicación de las impresoras 3d gracias a las cuales podemos obtener una maqueta de nuestro bebé antes de que nazca.

ecografia-4d

Procedimiento

La forma de realizar esta prueba es bastante sencilla. Se utiliza un ecógrafo para captar imágenes por ultrasonidos que son reproducidas mediante un monitor. La embarazada va a sentir lo mismo que si le hiciesen una ecografía abdominal habitual. El ecógrafo se impregna se un gel especial para favorecer la toma de imágenes y la única “molestia” que se siente es el contacto de ese gel frío con la piel. Es conveniente no aplicarse ningún tipo de crema en la piel de la tripa antes de la realización de la prueba para que no interfiera en la misma. A veces, se puede solicitar a la madre que tome un poco de glucosa antes de la ecografía 4d para, de esta manera, estimular los movimientos del bebé. De todas formas, lo más conveniente es consultar en el centro donde nos la vamos a realizar si tenemos que tomar alguna medida de preparación especial, cosa que no suele ser demasiado habitual.




¿Cuándo hacerse la ecografía 4d?

Los resultados de la ecografía 4d dependen en gran medida del momento de gestación en el que se realicen y del tipo de embarazo que se trate. Entre la semana 15 y 20 es posible observar ya el sexo del bebé y ciertos movimientos, aunque los ojos estarán todavía cerrados. Si se realiza de la semana 21 a la 26 vamos a poder ver como se define la cara del feto y quizás tengamos la suerte de ver algún gesto como estiramientos, bostezos o incluso alguna que otra sonrisa. Quizás uno los mejores momentos para captar toda la esencia es desde la semana 27 hasta la 32 ya que el bebé suele responder a estímulos que le llegan del exterior como voces de familiares. A partir de la semana 33 es más complicado realizar una ecografía 4d ya que el tamaño del bebé es demasiado grande.

Es siempre recomendable seguir las pautas marcadas por un profesional médico de nuestra confianza que nos va a indicar cuáles son las mejores acciones a tomar para nuestro caso concreto ya que los plazos pueden variar teniendo en cuenta las especificidades de cada embarazo.

Para ampliar información acerca de esta prueba recomendamos el sitio ecografia 4d ya donde se trata de manera más detallada todo los aspectos relativos a la misma.

 

Imagen creative commons Flickr

para que sirve estetoscopio

¿Para qué utilizan el estetoscopio los médicos?

A todos y cada uno de nosotros nos han auscultado ¿verdad? Eso de que vas al médico y te sienta en la camilla, te coloca el estetoscopio en la espalda y te dice: “Respire hondo”. Pero realmente, ¿Para que sirve eso? ¿Qué problema busca el médico? Eso es lo que intentaremos dilucidar en este artículo, donde vamos a explicar cómo se puede utilizar y qué se busca encontrar con su uso.

¿Cómo se creó el estetoscopio?

Existe una curiosa historia sobre la creación de este instrumento. Bueno, realmente hay dos versiones, pero ambas tienen al mismo hombre como protagonista. Se dice que en el año 1819, el médico René Laénnec, tímido como era, se sentía avergonzado cuando tenía que colocar su oreja en el pecho de las damas para escucharles el corazón. En el otoño de ese mismo año, acudió a la casa de un hombre cuya mujer padecía del corazón. Tras examinarle el pulso y el tórax, y ante la atenta mirada de la madre y el marido de la muchacha, el doctor decidió no realizar la auscultación debido al recato que en la mirada de la joven se podía percibir. Unos minutos después, Laënnec recordó que lo sonidos viajan más rápido y claros por el material sólido, por lo que agarró un cuaderno de su maletín, lo enrolló a modo de tubo y procedió a auscultarle el corazón a la señorita. La claridad con la que René escuchó ese corazón malherido y enfermo como ningún otro había oído, hizo que inmediatamente salió de la casa, mandara hacer un instrumento de madera con las extremidades en forma de cono para realizar las auscultaciones del corazón, naciendo así el primer estetoscopio.




Otra versión de la historia, cuenta que Läennec paseaba por la campiña francesa cuando vio a dos jóvenes muchachos jugando con un tronco caído. Uno golpeaba un extremo mientras el otro escuchaba los golpes desde el otro. Al observar este juego, el médico recogió un palo del suelo y se lo llevó a un carpintero para que le diera la forma de un cono de 30 cm de largo. Tras tenerlo, procedió a auscultar a uno de sus pacientes, haciéndose así la primera auscultación con estetoscopio de la historia.

Este fonendoscopio fue perfeccionado a lo largo del tiempo hasta convertirse en los estetoscopios de hoy en día, constituido por uno o dos tubos de goma que terminan en dos olivas adaptadas al oído, enlazando dichos tubos con otro que contiene una membrana y una campana para amplificar los sonidos de la auscultación. La auscultación consiste en escuchar los sonidos corporales. El médico utilizará esté método junto con el estetoscopio para escuchar 4 tipos se sonidos corporales:

Sonidos que se escuchan con el estetoscopio

Escuchar el flujo sanguíneo. Durante la medición de la presión arterial, el médico colocará el estetoscopio en la arteria braquial, que se encuentra en tu brazo, para escuchar tu flujo sanguíneo. De este modo medirá tu presión arterial junto con el manguito hinchable.



Latidos del corazón. El médico, utiliza el fonendoscopio o estetoscopio en el pecho del paciente para escuchar los latidos del corazón, de forma que pueda detectar anormalidades como un murmullo cardíaco o latidos acelerados.

Sonidos de los pulmones. Lo que se busca es escuchar los sonidos pulmonares para detectar señales de congestión, sibilancias o estertores, así como demás anormalidades respiratorias. Normalmente, se solicita que se realicen respiraciones profundas durante el examen,

Sonidos estomacales. De cara a detectar bloqueos o movimientos gastrointestinales irregulares, el médico colocará el estetoscopio en la zona abdominal para auscultar los sonidos del vientre.

Como hemos visto, y seguramente ya imaginabais, el estetoscopio no es tan solo algo frío que el médico nos coloca en la espalda, sino que es un instrumento muy importante que propicia el descubrimiento de posibles problemas graves con tan solo escuchar un poco lo que pasa en nuestro interior. Espero que os haya interesado y que por lo menos se haya disipado alguna pequeña duda que pudierais tener sobre para que sirve este conocido instrumento.



¿Dónde comprar un estetoscopio?

Si estás buscando comprar un estetoscopio, es posible que te pueda interesar alguno de los que venden en Amazon. Los precios varían según la calidad y el tipo de estetoscopio. A continuación puedes ver varios modelos que tienen diferentes precios. Espero que alguno os sirva 🙂

Por último, me gustaría despedirme preguntándoos ¿Hay algo en especial que queráis saber sobre el mundo de la medicina? Comentad vuestras dudas e iré contestándolas en posteriores artículos. ¡Saludos!

Foto Flickr bajo licencia Creative Commons