Archivo de la etiqueta: tratar la gripe

5 hábitos para prevenir la gripe

La gripe es una enfermedad viral, muy contagiosa que se transmite fácilmente, por lo que puede afectar a un gran número de personas en muy poco tiempo. Por ejemplo, los compañeros de clase o trabajo se enferman al cabo de unos días o semanas de la llegada del virus a la escuela o la oficina.

El virus de la gripe se contagia de una persona a otra a través de las gotitas de saliva y las secreciones nasales expulsadas al toser, hablar o estornudar y también al tocar objetos previamente contaminados por virus y tocarse a continuación la nariz, la boca o los ojos o por contacto directo a través de besos y apretón de manos.



Se estima que una persona infectada por la gripe puede ser contagiosa desde un día antes de desarrollar síntomas hasta cinco días después del inicio de los mismos. Los niños, ancianos e inmunodeprimidos pueden ser contagiosos unos días más. Las guarderías son un foco importante de infección, donde los pequeños comparten juguetes, vasos, etc. Los utensilios van de mano en mano e incluso de boca en boca. El virus en cuanto entra en la nariz, garganta o pulmones de una persona, comienza a multiplicarse y produce síntomas.

En la prevención de la gripe las vacunas tienen un papel importante, especialmente en los grupos de alto riesgo. Unos hábitos diarios nos ayudan a prevenir las infecciones de la gripe:

    • Tápate la boca al estornudar o toser para evitar que las gotas respiratorias expulsadas contaminen a otras personas. Preferiblemente, usa pañuelos de papel desechable. Después de sonarse los mocos, hay que tirar el pañuelo utilizado a la basura y lavarse las manos inmediatamente.




  • Lavarse las manos con frecuencia utilizando agua tibia, jabón o desinfectante a base de alcohol te ayudará a protegerte contra los gérmenes. Es recomendable lavarse las manos después de estornudar, toser, sonarse los mocos, después de llegar a casa, antes de comer o tras tocar algún objeto o superficie. Lavarse las manos significa enjabonarlas por todas las partes, entre los dedos, debajo de las uñas y no solamente ponerlas debajo de un chorro de agua. El lavado tiene que durar por lo menos 20 segundos.
  • Ventilar el hogar es muy importante cuando algún miembro de la familia está afectado, así se renueva el aire y es más fácil evitar el contagio. Todas las mañanas es conveniente abrir las ventanas y ventilar la casa durante diez o quince minutos aproximadamente.
  • Llevar una vida sana es uno de los pilares más importantes en la prevención de la gripe. Dormir lo suficiente, practicar ejercicio físico, llevar una dieta equilibrada con frutas, verduras, cereales, beber mucho líquido, etc. fortalecen el sistema inmunitario y previenen las enfermedades.
  • Evita el tabaquismo y el consumo de alcohol. El tabaco daña la mucosa de las vías respiratorias y facilita el contagio. El alcohol debilita el sistema inmunitario.

Cuando estés enfermo quédate en casa y no vayas a trabajar o a la escuela, mantente alejado de otras personas para prevenir que también enfermen.