¿Cúales son los síntomas de la sinusitis frontal?

Los senos paranasales son cavidades llenas de aire, que están cerca de las fosas nasales. El seno frontal se localiza en el área de la frente, y este seno no se desarrolla hasta aproximadamente los siete años de edad. El interior de los senos paranasales es similar al interior de la nariz.


La sinusitis frontal es una enfermedad que se caracteriza por el dolor y la presión cerca de los senos frontales, que se encuentran justo detrás de los ojos y la inflamación y la hinchazón de las fosas nasales de la persona. El dolor empeora al inclinarse hacia delante y durante el sueño y se siente encima de las cejas y en la frente. La dificultad para respirar es un síntoma muy frecuente en los pacientes con sinusitis frontal.

Debido a la inflamación y al bloqueo de los conductos nasales, el paciente a menudo tiene dificultades para respirar a través de la nariz. El paciente tiene secreción nasal espesa y amarillenta o verdosa. En la mayoría de los casos, aparece fiebre, tos que empeora por la noche, dolor de garganta, dolor de dientes y la mandíbula superior, disminución del sentido del gusto y del olfato y mal aliento. La hinchazón alrededor de los ojos suele ser peor por las mañanas.

Los síntomas de la sinusitis frontal son tan específicas que en la mayoría de los casos no hace falta realizar ninguna prueba de imagen para diagnosticar una sinusitis aguda, la historia clínica y la exploración física son suficientes para llegar a un diagnóstico.

Si la infección es aguda, los síntomas durarán menos de cuatro semanas y mejoran con el tratamiento adecuado.


En el caso de las infecciones subagudas, los síntomas duran de cuatro a ocho semanas.

Cuando los síntomas permanecen durante ocho semanas o más hablamos de sinusitis frontal crónica.

La infección es recurrente si el paciente tiene tres o más episodios de sinusitis aguda al año.

Las complicaciones agudas más temibles por la gravedad del proceso son la extensión a la órbita y al sistema nervioso central. La extensión a la órbita se presenta con celulitis periorbitaria con exoftalmos, ptosis y edema palpebral. La propagación al sistema nervioso central causa meningitis, encefalitits o abscesos intracerebrales. Estas patologías requieren una atención médica inmediata.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *