Archivo de la categoría: Sexo y enfermedad

Riesgo-amniocentesis

Prueba de amniocentesis, ¿Cómo evitarla?

Prueba de amniocentesis

¿Qué es amniocentesis?

Es una prueba invasiva que se realiza durante el periodo del embarazo en mujeres cuyos bebés  tienen probabilidad de padecer alguna enfermedad cromosómica.

¿Cómo se hace la prueba de amniocentesis?

Se realiza una pequeña punzada con una aguja fina que se inyecta  a través de la zona abdominal y del útero, esta intervención es guiada mediante una ecografía, el objetivo  es la extracción de líquido amniótico para posteriormente analizarlo y detectar anomalías en el feto.

¿Por qué se realiza la amniocentesis?

Se realiza para detectar posibles alteraciones cromosómicas que puede tener el pequeño. Se  recomienda hacer si se da alguna de las condiciones que aparece en el siguiente apartado.

¿Amniocentesis cuando se recomienda hacer?

Antes de realizar esta prueba se debe de tener muy claro  el querer hacerla, ya que lleva una posibilidad de riesgo en el pequeño.

  • A partir de la semana 16 de gestación, debido a que ya hay suficiente líquido amniótico como para realizar la prueba con menor riesgo.
  • Cuando se detecta una malformación en el bebé en la ecografía.
  • Cuando el resultado de Triple Screening se considera alto  (Si es superior a 1/250)
  • Antecedentes genéticos de anomalías genéticas en los padres o en otros hijos.

¿Amniocentesis que estudia?

Se realiza un estudio cromosómico detallado, de los cuales lo más relevantes y rápidos serán:

  • Síndrome de Down (Trisomía 21)
  • Síndrome de Patau (Trisomías 13)
  • Síndrome de Edwards (Trisomía 18)
  • Cromosomas sexuales.

De esta manera, se podrá descartar que el feto tenga algún síndrome de los mencionados anteriormente.

Otros estudios para saber:

  • El estado del bebé
  • Defectos en el tubo neuronal
  • Centenares de trastornos congénitos, como puede ser la anemia de células falciformes.

Amniocentesis riesgo

El riesgo de pérdida fetal de la prueba ronda el 1% de los casos.  Los posibles riesgos son:

  • La bolsa amniótica o membrana del embarazo puede romperse.
  • Contradicciones en el útero.

Posibles efectos secundarios:

  • Dolor en la zona abdominal .
  • Sangrado o pérdida de líquido amniótico.
  • Irritación en la zona de la punción.
Riesgo-amniocentesis

Riesgo amniocentesis

Amniocentesis alternativa

¿Estas preocupad@ por el riesgo de la amniocentesis? No te preocupes, tenemos solución para evitar riesgos y saber si tu pequeño tiene alguna anomalía cromosómica en un tiempo más reducido.

La alternativa perfecta es el Test Prenatal No Invasivo, es una prueba no invasiva que te permite sin riesgo alguno detectar las posibles anomalías del cromosoma con una mera punción en el brazo de la madre.

Amniocentesis edad

Se recomienda hacer a partir de los 35 – 37 años, y cuando se dá alguno de los casos mencionados anteriormente. Aunque existe una alternativa.

Amniocentesis semana

Como se ha comentado antes, se recomienda hacer a partir de la semana 16, porque se ha generado el suficiente líquido amniótico para realizar la prueba invasiva.

¿Amniocentesis es obligatoria? 

No, esta prueba es decisión exclusivamente de la futura madre que podrá decidir si realizarla o no, aunque existen alternativas la cual se ha mencionado en este artículo.

¿Amniocentesis duele?

La mayoría de mujeres que se han sometido a esta prueba declararan que no se sufre tanto dolor como habían pensado,  la molestia la asemejan a la sensación en la menstruación.

Amniocentesis reposo

Se desaconseja el ejercicio duro hasta pasadas 48 horas y no es necesario el reposo en cama, tras este periodo las mujeres están perfectamente preparadas físicamente para el trabajo.

¿Amniocentesis o test prenatal no invasivo?

Ventajas de la prueba no invasiva:

  • La prueba como su nombre indica no es invasiva, es decir, tanto la madre como el pequeño no sufre ningún riesgo.
  • Se puede realizar a partir de la semana 10 de embarazo.
  • Recibe los resultados en 3 – 7 días.

Ventajas de la amniocentesis:

  • Tiene un 0,01% de fiabilidad mayor que la prueba no invasiva (99,99%), aunque aquí te repiten la prueba de forma gratuita en el caso remoto de que falle.

¿Amniocentesis o biopsia corial?

Son dos pruebas invasivas,  a diferencia de la amniocentesis, la biopsia corial consiste a través de una punción obtener vellosidades coriales. Además, esta prueba tiene un riesgo mayor que la amniocentesis (2%), pero la gran ventaja que tiene es que se puede realizar entre la semana 11 y 13.

Aunque nuestra recomendación es asumir un pequeño coste y hacerse una prueba no invasiva para evitar riesgos al pequeño.

 

biopsia-corial-o-test-no-invasivo

¿Qué es la Biopsia Corial?

Biopsia Corial

¿Qué es la biopsia Corial?

Es una prueba invasiva, la cual consiste en la extracción de una muestra de la placenta para identificar posibles enfermedades genéticas y malformaciones en el feto. Su precisión es muy alta, sirve para que los futuros padres puedan valorar la viabilidad de detener el embarazo, en función de las posibilidades del bebé.

 ¿Cómo se hace una biopsia de corion?

Se puede realizar a través de dos formas:

  • Transabdominal : Se realiza un ligero pinchazo en la zona abdominal para llegar a la placenta donde se extrae una muestra de corión para analizarla en el laboratorio.
  • Transcervical : En este caso no se realiza una punción, la muestra se obtiene a través de la vagina y del cuello uterino.

Tiene una duración de media a 1 hora, y no es necesario  ir en ayunas o la ingesta de alguna medicación especial.

Biopsia Corial o Test no invasivo

Las ventajas son múltiples frente a la biopsia de corión, debido a que el test prenatal no invasivo tiene:

  • Fiabilidad del +99,9%
  • No corre ningún riesgo el pequeño ni la madre.
  • Resultados en menos de 7 día.
  • Puede detectar más alteraciones genéticas.

Es muy recomendable en caso de ansiedad y riesgos intermediarios para que la futura madre  se quede tranquila lo más rápido posible, te dejamos un enlace por si estas interesado en adquirir esta prueba al mejor precio.

¿Qué resultados da una biopsia Corial?

Pueden tardar varios días hasta 1 semana, además solo falla un 2%, en este último caso se debería repetir la prueba. En estos resultados de la biopsia de corión se muestra alteraciones genéticas en el ADN como:

  • Trisomía 21 – Síndrome de Down
  • Trisomía 18 –Síndrome de Edwards
  • Trisomía 13 – Síndrome de Patau
  • Trastornos en los cromosomas sexuales

¿Cuándo hacer Biopsia Corial?

Se realiza entre la semana 10 – 14, no es posible bajo ningún concepto hacerla antes de la décima semana debido a que puede perjudicar las extremidades del feto.

Se recomienda realizar si:

  • Hay alto riesgo de enfermedades cromosómicas.
  • Hay señal de enfermedades moleculares o bioquímicas.
  • Alguno de los padres tiene enfermedades hereditarias.
  • Alteraciones en el feto.
  • Mujeres de edades avanzadas.
biopsia-corial-o-test-no-invasivo

biopsia corial

Biopsia Corial Descanso

Se  recomienda a la embarazada después de hacer la prueba no se esfuerce ni mantenga relaciones sexuales en un periodo de 72 horas.

Puede ocurrir que la embarazada llegue a experimentar malestar y sangre een

¿Qué descarta la biopsia de Corión?

La prueba descarta alteraciones genéticas en el embrión durante el embarazo.

Biopsia Corial Riesgo 

La prueba corre un riesgo de aborto de 2 %, por lo que es recomendable hacer una prueba no invasiva.

¿Biopsia Corial duele?

No duele, sino que es una ligera molestia, muy similar al dolor que se experimenta durante la menstruación.

¿Qué es mejor Biopsia Corial o Amniocentesis?

Son dos pruebas invasivas que permiten detectar alteraciones genéticas en el feto, para cerciorarse de forma segura si el pequeño tienen alguna enfermedad cromosómica las cuales mencionadas anteriormente. Ambos exámenes contienen riesgos de lesiones en el bebé.

Cada uno tiene sus pros y sus contras, en cuanto a la biopsia de corión el tiempo de obtención de resultados es más rápido (Suelen ser de 24 horas a 7 días) frente a la amniocentesis (Duración de 15 días). Con respecto a los resultados de la biopsia corial puede haber un 2% de que la prueba no salga bien y se deba repetir, en cambio la amniocentesis tiene un 100% de fiabilidad y se puede hacer en cualquier hospital.

No obstante, nosotros somos más partidarios de la prueba no invasiva como es el test harmony, ya que el bebé no corre ningún tipo de riesgo y los resultados se reciben antes.

Biopsia Corial Youtube

Te adjuntamos un video para que puedas apreciar cómo se realiza la prueba.

 

Alimentos para la anemia durante el embarazo

¿Cómo tratar las anemias durante el embarazo?

Cada vez se considera más importante que una mujer que desee quedarse embarazada acuda antes al médico a realizar una consulta preconcepcional en la que se le hará un estudio completo. Así se corregirán posibles carencias del organismo antes de quedarse embarazada.

Para prevenir la anemia durante el embarazo es recomendable incluir en la dieta carnes rojas, hígado, carnes de ave, huevos, frutas ricas en vitamina C, vegetales de hojas verdes, legumbres, pan, bollos y cereales integrales, pescado y mariscos.



La anemia se trata con suplementos de hierro, ácido fólico o vitamina B12 dependiendo del déficit que tenga la mujer embarazada. Hay que mantener el consumo de estos suplementos durante todo el embarazo, tras el parto, hasta que el trastorno desaparezca.

La anemia hemolítica por incompatibilidad entre la madre y el feto se previene con unas inyecciones que se le aplican a la madre durante y después del embarazo. Después del nacimiento se puede realizar una transfusión al bebé y se le puede administrar antihistamínicos, esteroides, hidratación, fototerapia con luces, medicamentos para elevar la presión arterial,…

¿Qué comer durante el embarazo para combatir la anemia?

La anemia ferropénica es la anemia más frecuente en las mujeres embarazadas. Las mujeres embarazadas, además de necesitar hierro para su organismo, necesitan cubrir necesidades del feto y la placenta. Si las cantidades de hierro se encuentran por debajo de los niveles normales al inicio del embarazo, el riesgo de anemia es importante; sin embargo, si al inicio tiene unos niveles normales de hierro, es probable que continúe así, o aparezca una anemia leve.

Según los valores de hemoglobina el médico recetará suplementos de hierro o te recomendará una alimentación rica en hierro. Las fuentes de hierro más importantes son: ostras, carne vacuna, espinacas, pan de centeno, sardinas, huevo, fruta seca (higos, ciruelas, etc.), almendras, cacao, remolacha, brécol, hígado  y, en general, alimentos enriquecidos con hierro.


La vitamina C aumenta la absorción de hierro, por eso es importante añadir a la dieta de una embarazada frutas y verduras. Aquellas mujeres que han tomado anticonceptivos orales durante largos periodos de tiempo, han consumido salicilatos, alcohol, drogas y son fumadoras, necesitan más vitamina C. La mujer embarazada necesita aproximadamente 70 mg  de vitamina C al día. Las frutas y verduras más ricas en vitamina C son:

  • Pimiento rojo: 190 mg/100g
  • Perejil: 130mg/100g
  • Brócoli: 80 mg/100g
  • Kiwi: 90 mg/100g
  • Naranja: 50 mg/100g
  • Papaya: 60 mg/100g
  • Coles de Bruselas: 80 mg/100g
  • Acerola: 1600mg/100g
  • Escaramujo: 2000mg/100g

La vitamina B9, es decir, el ácido fólico tiene gran importancia durante el embarazo ya que participa en la formación de glóbulos rojos, la formación y desarrollo del sistema nervioso y el cerebro y el crecimiento del bebé.

La deficiencia puede provocar: anemia durante la gestación, problemas en el crecimiento y el desarrollo del bebé o incluso enfermedades del sistema nervioso como espina  bífida (cuando no hay un correcto desarrollo de las vértebras).

El suplemento necesario para mantener niveles normales de ácido fólico en los glóbulos rojos de la sangre (eritrocito) en casi todas las mujeres embarazadas es como mínimo de 100 microgramos/día. Las espinacas, verduras y legumbres son buenas fuentes de ácido fólico. Otras fuentes naturales de folato incluyen espárragos, plátanos, melones, limones, legumbres y levaduras.

Si la madre tiene anemia por un déficit de vitamina B12 es recomendable que tome mariscos, carnes, huevos, pescados, lácteos y cereales, que son buenas fuentes de esta vitamina.